Limpieza y conciencia medio ambiental en el Delta del Mekong

Los 16 y 17 de mayo, una parte de nuestro equipo, en colaboración con el grupo de voluntarios Trashpackers, que tiene como objetivo limpiar un mayor parte del mundo de sus desechos, se fue en el Delta del Mekong, en Cai Be, por un día de sensibilización sobre la protección del medio ambiente.

Es muy importante llamar la atención de las generaciones más jóvenes sobre el estado actual de las cosas ya que tienen el futuro de nuestro planeta en sus manos.

Empezamos nuestro día yendo a una escuela en la ciudad para explicar a los niños la importancia de proteger la naturaleza. Después de un discurso de sensibilización dirigido a los más jóvenes, nuestro equipo, como los niños, se equipó de guantes y bolsas para recoger la basura alrededor de la escuela. Todos estuvimos subyugados de la motivación de los escolares hacer más limpio y sano este sitio. A pesar del calor y del sol, que no nos dieron un respiro, cada uno de ellos redobló sus esfuerzos para recolectar un máximo de desechos. 

Después de dejar a los niños de vacaciones (sí, fue su último día de clases ...) nos embarcamos en piraguas para continuar nuestra recogida, pero, ¡en las aguas del Mekong esta vez! En pareja en las piraguas, tuvimos como tarea de recolectar lo máximo posible de desperdicios. El hallazgo fue lamentable…

Estuvimos desconcertados de ver cuánto las poblaciones locales no se dan cuento del daño que causan a su entorno, lo que nuevamente subrayó la importancia de sensibilizar sobre la protección del medio ambiente. Pese al hecho de que nuestra acción puede parecer pequeña en comparación con las enormes cantidades de desechos en la Tierra, sabemos que no fue inútil, sino todo el contrario. Los niños que nos ayudaron podrán hablar de eso e intentar de sensibilizar a su vez, o también, los habitantes que nos observaron en el Mekong tendrán cuidado con este río que les brinda tantos recursos ...

Fue una experiencia muy enriquecedora para todo el equipo que se dio cuenta de que, ¡incluso a nuestra escala, podemos hacer algo! Compartirla con los locales la hizo aún más hermosa. Nuestra conciencia no tiene precedentes y todos han abierto sus ojos en cuanto a su papel que desempeñar.

Entonces, también, no dude en dedicar un poco de su tiempo, que sea en casa o de vacaciones, a devolver a nuestro planeta su esplendor pasado con pequeñas acciones como la nuestra.